CONCEPTO JURÍDICO AL PROYECTO DE LEY 07 DE 2017 SENADO.

CONCEPTO JURÍDICO DE LA ANDI AL Proyecto de Ley NÚMERO 07 de 2017 Senado) por medio de la cual se adopta un modelo de perfil de nutrientes para productos alimenticios procesados y ultraprocesados y se dictan otras disposiciones - Ley para el consumo informado del azúcar, la sal y las grasas.

Modelo de perfil de nutrientes para productos alimenticios procesados y ultraprocesados

Modelo de perfil de nutrientes para productos alimenticios procesados y ultraprocesados

(Proyecto de ley número 07 de 2017 Senado)

La Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), inspirada en el bien común, en la democracia participativa y en la búsqueda del mayor desarrollo y beneficio social para los colombianos, se permite presentar sus opiniones respecto del proyecto de ley en referencia.

Este proyecto busca a través de diferentes medidas, impactar los índices de obesidad y de sobrepeso que, en Colombia, sí merecen y requieren medidas preventivas. No obstante, notamos con preocupación que las medidas que se plantean están dirigidas exclusivamente a limitar o establecer restricciones a la comercialización y la presentación de los empaques de los alimentos, desconociendo por un lado el papel que estos tienen dentro de la nutrición de la población y, por otro, que el problema de la obesidad y el sobrepeso deben ser abordados desde múltiples factores, de los que hacen parte sí, pero no exclusivamente, una alimentación balanceada y variada.

En primer lugar, queremos señalar que la industria no es ajena a los problemas de sobrepeso y obesidad que afectan en mayor o menor medida a cada población y al país. Sin embargo, consideramos imprescindible que cualquier esfuerzo regulatorio para enfrentar estos problemas debe mostrar un probado impacto sobre esos objetivos y ser proporcional a estos; también debe estar acorde con los hallazgos científicos y tecnológicos de última generación, tomar los referentes inte rnacionales existentes -como el Codex Alimentarius- que tienen en la ciencia su sustento fundamental y, por último, debe ser armónico con las expectativas que tienen los consumidores, el Gobierno, las empresas que elaboran los alimentos y bebidas y el contexto social y cultural en que se van a implementar.

En este sentido, es necesario considerar que la obtención de resultados efectivos para evitar la obesidad y el sobrepeso solamente se deriva de un esfuerzo conjunto de la sociedad que tanto los legisladores, como el Gobierno, la academia, la industria, la comunidad médica y especialmente los consumidores estamos llamados a integrar mediante la formulación e implementación de acciones diversas que van desde la adopción de hábitos de vida saludables en alimentación, actividad física y autocuidado, hasta el suministro de información adecuada, completa y veraz a los consumidores y la toma de decisiones adecuadas por parte de estos.

La industria no es ajena, ni indiferente a los problemas de sobrepeso y obesidad y a las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas a estos, prevalencias que se están incrementando en el mundo, sino que está comprometida con todo aquello que está en sus manos aportar para prevenir tales problemas. Entre las acciones que la industria viene adelantando en este objetivo, se encuentra la suscripción de compromisos voluntarios en materia de etiquetado y de publicidad dirigida a menores de 12 años, innovación en su portafolio y promoción y educación en hábitos de vida saludables, así:

¿       Etiquetado completo y claro de los productos, acompañado de la información nutricional relevante en las etiquetas y la publicidad, de manera que esta sea comprensible y comparable, permitiendo decisiones de consumo informadas.

¿       Publicidad, responsable, en especial la relacionada con productos para niños, niñas y adolescentes.

¿       Innovación en la formulación de productos y ampliación del portafolio, en dos líneas: suspensión o reducción de nutrientes que han sido identificados como de importancia en la salud pública, así como adición de nutrientes que se han identificado como deficitarios.

¿       Promoción constante y sostenible de la adopción de hábitos de vida saludables. Sabemos que solamente la combinación de una alimentación balanceada y variada, en las proporciones adecuadas, con actividad física suficiente, tendrá un impacto tangible en la disminución de los índices de sobrepeso y obesidad en la población.

A su vez, la industria viene realizando las siguientes campañas:

¿       Anymo: proyecto pedagógico piloto para la cualificación de docentes y comunidad educativa en general, orientado a la prevención del sobrepeso y la obesidad, con el que se promovieron prácticas de alimentación balanceada y actividad física en seis (6) instituciones educativas de Palmira y, a través del cual, se capacitó a 60 maestros, impactando a 1.675 estudiantes y 277 padres de familia.

¿       Quiérete Muévete - Guía para vivir feliz y saludable: campaña que hemos desarrollado en varias ciudades de Colombia y que busca difundir mensajes que promueven hábitos de vida saludable fácilmente implementables en la vida cotidiana, tales como ¿dile no al carro¿, ¿adiós a los ascensores¿, ¿come de todo, pero balanceadamente¿, ¿realiza mínimo 150 minutos de actividad física a la semana¿, ¿ponle color a tu vida, consume 5 porciones de frutas y verduras al día¿. Esta campaña se desarrolló en 3 ciudades: Bogotá, Cali y Medellín, en centros comerciales, universidades y parques.

¿       ¿Cómo Como?: campaña que creamos para enseñarle a los consumidores a leer el etiquetado nutricional frontal que actualmente tienen los alimentos del portafolio de las empresas que pertenecen a la Cámara de Alimentos de la ANDI.

La campaña tiene página web y está en redes sociales con 54 contenidos: Facebook, Instagram y Twitter. Durante 3 meses se impactaron 3.861.093 personas únicas, se alcanzaron 9.336 seguidores, 17,283 visitas a la página y tuvo un alcance de influenciadores en Instagram de 1.374.009 usuarios.

En cuanto al contenido del proyecto de ley, a continuación, nos permitimos presentar algunos comentarios específicos:

1. Connotación de carácter negativo hacia los alimentos, sin un sustento científico

El Codex Alimentarius - International Food Standards, es un código de referencia mundial en materia de alimentos. Fue establecido por la FAO y la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1963 para elaborar normas alimentarias internacionales armonizadas, que protegen la salud de los consumidores y fomentan prácticas leales en el comercio de los alimentos. El Codex es el código a través del cual los países miembros (187 países y la Unión Europea), acogen normas voluntarias internacionales armonizadas sobre alimentos para proteger la salud de los consumidores y fomentar prácticas leales en el comercio de estos.

Aunque son normas voluntarias, muchos países las han incorporado dentro de su ordenamiento jurídico o son usadas ante vacíos normativos, al ser el principal referente internacional en la materia.

El proyecto de ley, tal como está planteado, incorpora una connotación negativa hacia los alimentos procesados , sin que se identifique un sustento científico nacional o internacional. Al respecto, cabe resaltar que el Codex Alimentarius recomienda evitar la exposición de los alimentos en algún tipo de contexto negativo sin la debida asistencia de evidencia científica.

En el apartado 3.5 de las Directrices Generales (CAC/GL 1-1979 rev1-1979), el Codex Alimentarius establece la prohibición de ¿Declaraciones de propiedades que pueden suscitar dudas sobre la inocuidad de alimentos análogos, o puedan suscitar o provocar miedo en el consumidor.¿ Es así como, en materia de información nutricional determina tres ejes:

¿       Informar sobre el perfil del nutriente contenido en el alimento -no un perfil del producto por sí mismo-, alejándose de esquemas que propicien dudas o temor sobre la pertinencia del producto.

¿       No incorporar valoraciones en torno a la cantidad que cada persona debe consumir.

¿       No desconocer que, en materia nutricional, cada individuo tiene su propia realidad.

En este sentido, es necesario contar con la participación de las distintas entidades del Gobierno que ya se encuentran desarrollando acciones tanto reglamentarias como de campo, de tal forma que cualquier norma que se expida guarde coherencia con el sustento técnico-científico que durante años se ha desarrollado en torno a este delicado asunto y con las políticas del Estado que se vienen implementando, originadas en su mayoría en la normatividad ya existente en Colombia y enmarcadas dentro del Plan Decenal de Salud Pública 2012-2021, actual marco de la política pública que existe en esta materia.

2. Valores de referencia para etiquetado

En el artículo 4°, el proyecto propone establecer unos valores de referencia que se basan en el Modelo de Perfil de Nutrientes que la Organización Panamericana de la Salud (OPS), creó y viene promoviendo en distintas instancias. Al respecto, es imprescindible resaltar que este modelo tiene una falencia fundamental consistente en que, para prevenir la obesidad y las enfermedades crónicas no transmisibles, aplica las metas de consumo de nutrientes que están planteadas para la dieta total y reduce las metas para cada alimento, lo cual constituye un error técnico que contradice las recomendaciones de la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre el desarrollo de perfiles nutricionales.

Los comités de expertos en el desarrollo de perfiles de nutrientes han publicado una serie de lineamientos a los que deben atender los perfiles desarrollados.

Entre estos lineamientos, el prime ro de ellos señala que cada perfil tiene que ser desarrollado específicamente para el uso que se piensa darle y el perfil de nutrientes propuesto por la OPS ignora esta recomendación, al proponer un solo perfil para distintos usos, entre ellos etiquetado y publicidad infantil.

Otras buenas prácticas para el uso de Perfiles de Nutrientes incluyen la fundamentación científica y la factibilidad regulatoria y tecnológica. El perfil propuesto por la OPS no atiende estos puntos ya que no atiende los tamaños de porción, la agrupación de los alimentos por categorías, las regulaciones locales, la base científica, la validación del modelo, o la factibilidad técnica de crear productos con la tecnología disponible que puedan cumplir con el perfil.

En conclusión, el uso errado de los criterios de nutrientes tiene el potencial de crear una dieta muy sesgada y potencialmente puede aumentar las deficiencias de nutrientes.

Conclusión

I.  En la búsqueda de un sistema de clasificación unificado, la OPS propone la categorización de los alimentos a través de Perfiles Nutricionales, lo cual por las razones esbozadas no consideramos que sea el modelo más adecuado.

De continuar la iniciativa como está propuesta, la ANDI prefiere el archivo del proyecto de ley.

Es necesario tomar el Codex alimentario, modelo reconocido globalmente, el cual es el principal referente internacional establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), modelo que a su vez está recogido por los países que pertenecen a la OCDE, organización a la que aspira Colombia a ser admitida próximamente.

II. Finalmente, la ANDI hace un llamado para trabajar en conjunto con todos los actores que se interesan en buscar soluciones al sobrepeso y la obesidad, asunto que tiene múltiples factores que requieren ser considerados integralmente, para prevenir el incremento y evitar las enfermedades asociadas a ellas. Las medidas que se adopten deben en todo caso atender los principios de proporcionalidad, razonabilidad y eficacia que deben prevalecer en la actividad regulatoria.

Cordialmente,

 

CONSULTAR NOMBRE Y FIRMA EN FORMATO PDF

 

Bogotá, octubre 25 de 2017

COMISIÓN SÉPTIMA CONSTITUCIONAL PERMANENTE DEL HONORABLE  SENADO DE LA REPÚBLICA

Bogotá D.C., a 26 de octubre de 2017.

En la presente fecha se autoriza la publicación en la Gaceta del Congreso de la República, las siguientes consideraciones.

Concepto: Asociación Nacional de Empresas de Colombia (ANDI).

Refrendado por: doctor Alberto Echavarría Saldarriaga, Vicepresidente de Asuntos Jurídicos.

Proyecto de ley número 07 de 2017 Senado

Título del proyecto: por medio de la cual se adopta un modelo de perfil de nutrientes para productos alimenticios procesados y ultraprocesados y se dictan otras disposiciones - Ley para el consumo informado del azúcar, la sal y las grasas.

Número de folios: cuatro (4) folios.

Recibido en la Secretaría de la Comisión Séptima del Senado, el día: jueves veintiséis (26) de octubre de 2017.

Hora: 9:10 a. m.

Lo anterior, en cumplimento de lo ordenado en el inciso 5° del art ículo 2° de la Ley 1431 de 2011.

El Secretario,

 

CONSULTAR NOMBRE Y FIRMA EN FORMATO PDF